x

¿Quieres conocerme mejor? Visita ahora mi nueva web, que incluye todo el contenido de este blog y mucho más:

salvador-navarro.com

viernes, julio 01, 2011

Repipis

En mis habituales viajes a París, suele ser habitual compartir avión con trupes de familias con niños camino de Disneylandia.

Es un buen momento ése, entre intento de leer el periódico, dar una cabezada o abstraerme mirando nubes francesas por la ventanilla, en que reflexiono acerca de la educación que se les da a los niños y, especialmente, a los andaluces.

Hace quince días me tocó padecer a una niña que no debería tener más de cuatro años, con voz de aguardentera y un tono que hacía eco en el tubo de la cabina del avión.

¡¡¡Papito, me voy a jartar de bailar con er 'Miki Máu'!!!

¡¡¡Papito, yo le voy a comprar un traje de princesa a la abuela!!!

¡¡¡Papito!!!

Y medio avión, respestuoso, lleno de franceses, aguantando los gritos folklóricos de la niña.

Qué daño ha hecho Juan y Medio (si es que se escribe así) a las familias andaluzas. Ese programa (que no sé si aún existe) en que el centro de atención lo ponían en niños repipis a los que se reía cada frase más artificial, cada gesto más forzado y cada gracia supuestamente infantil. Quizás tenemos lo que nos merecemos.

Cuando por fin aterrizamos después de dos horas de insoportable portento de niña gritando, vi al padre. Estaba aún andando el avión y ya se había levantado a abrir los compartimentos superiores. Tuvo una azafata que llamarle la atención, y este personaje la retó permaneciendo de pie, dando 'camballás' como si en un autobús de línea estuviese y mirando a los pasajeros con cara de 'qué gracioso soy' y con cuerpo de '¡que esto se pare ya!'.

Entendí todo.

La familia se marchó a trompicones, riéndose las gracias entre todos y yo, por fin, pude coger mi metro para ir al hotel, leyendo a Tom Sharpe.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Sólo puedo expresarte mi más absoluto acuerdo y solidaridad. Alguien debería darle un repasito al libro de estilo de Canal Sur. Sobre lo que cuentas, he tenido alguna trifulca defendiendo excactamente tu posición. Aprte de eso y volviendo al estilo de Canal Sur hay una cosa que me llama poderosamente la atención: bazofias del tipo Juan y Medio , "Se llama copla", etc, promocionando una supuesta cultura andaluza y con ello el supuesto habla andaluza (que no sé cual de las muchas es) conviviendo con programas cuturales de producción propia y telediarios en perfecto castellano de Castilla. O sea: el andaluz para el cachondeo y para las cosas seria el castellano de Castilla. No hay mejor forma, por tanto, de descalificar el habla andaluza que el estilo usado por Canal Sur.

Salu2

Fernando

Anónimo dijo...

Estoy de acuerdo contigo en lo de los niños “repipis” “del” Juan y Medio. Por supuesto también en lo de que la educación que se les da a los niños andaluces de hoy en día no es la más idónea, aunque en el caso que nos comentas puede que el problema esté en la del padre. Pero me juego el secreto de mi…. ¿pseudónimo? (Montgeront).. a que en cualquier avión con destino Paris, procedente de cualquier lugar de España , y en un momento dado, hay también otro niñ@ repipi, quizás con otro acento o con otra lengua, que en lugar de lo que decía esta niña, podría hasta pronunciar cosas como: papá..voy a cortarle las orejas al “Miki”….y a pisarle el rabo a Pluto…y…yy.. ..y a dejarte en la puta calle cuando seas viejo y no me sirvas para nada (esto ya con la voz, casi, de la niña del exorcista).
Tuve la oportunidad, hace muchos años, de realizar un viaje aéreo a San Sebastián. Más que el miedo al avión de hélice que nos llevaba al aeropuerto de Hondarribia, queda en mi recuerdo el coñazo que nos dio el niño “vasco”, de unos cinco años, que venía en el asiento de atrás. No emitía sonidos folklóricos como la niña de nuestro caso, no, lanzaba, junto con ruidos guturales primarios, patadas a los respaldos de los asientos de alante, que ocupábamos mi colega y yo, mientras, su “papi” le reía la “gracia” y nosotros intentábamos explicarnos el tema diciendo que era cosas de niños (por no decir de vascos).
Quiero creer que no somos, aquí en el sur, peores que nadie en el aspecto educacional (que en otros aspectos ya se sabe que somos únicos e intransferibles), al menos intrínsecamente. Y mientras no nos lo creamos seguiremos teniendo lo que nos merecemos.
Saludos
Montgeront

Reyes dijo...

jajajajajajaja
qué bueno este post , tienes toda la razón ,pero te diré que los niños siempre son insoportables en los aviones.
Todos menos mi hija que es una creación perfecta y en su vida anterior fue Audrey hepburn .
Jeje, la verdad es que siempre hemos puesto verde a los chiquillos que vemos hacer el mono en Juan y medio, ella sabe que esos niños son el prototipo del ganseamiento; por cierto , y para que sepas lo friki que soy , una vez fui a pedirle trabajo a Juan y medio , pero para mí , claro , no para mi hija jeje.
Mil besos.

pabloski dijo...

Yo, que me considero después de 10 años, un andaluz adoptivo veo también el daño que hacen muchos medios andaluces a la imagen de Andalucía.
Se ha creado un estereotipo que, desgraciadamente nosotros mismos alimentamos con nuestras ferias, Rocíos, Semanas Santas, ... Parece que es lo único que exportamos.
Debemos evolucionar esta imagen y para ello la cultura es primordial. Deberá ser un trabajo a largo plazo que nuestros gobernantes deben abordar.
Mi padre, que vivió y vió lo que ocurrió durante la guerra civil me decía que lo peor que le puede ocurrir a un pueblo es no tener cultura porque le impide progresar y le hace vulnerable a las manipulaciones.

Anónimo dijo...

Hay otros de éstos que se pasan 20 minutos en el mostrador de facturación mientras los demás, fruto de la desesperación, los aplauden cuando se retiran con el billete de embarque....parece que le estuviesen contando a la azafata los detalles del viaje...

Un saludo
Rivo