viernes, julio 13, 2012

Privilegio

Cuando se ve el sistema hundirse a nuestro alrededor, los que quedamos en la montaña de arena de la estabilidad deberíamos ser consciente de lo privilegiada de nuestra situación y asumir la responsabilidad de hacernos solidarios con los que lo están perdiendo todo.

No admitirse privilegiado es un error enorme en los tiempos que vivimos porque la situación es tan crítica que nadie está a salvo de ser el siguiente, por muy lejano que veamos el precipicio.

A todos los que tenemos un sueldo a fin de mes y no debemos ningún recibo de la hipoteca nos corresponde demostrar que esta nave que zozobra tiene capacidad de mantenerse a flote.

La mejor manera de ser solidario es trabajar mejor que nunca, hacer de nuestras empresas u oficios modelos de conducta y luchar por la perfección. Defender nuestro mercado de trabajo desde la excelencia en nuestro comportamiento diario.

También se defiende el futuro de la sociedad en la que vivimos compartiendo, consumiendo, invirtiendo, haciendo ver a los que sufren situaciones límites que los que estamos aún en el sistema tenemos nuestro pensamiento en ellos y estamos pendientes de alargar los brazos para rescatarlos de las aguas enfangadas contra las que luchan.

Es el momento de apretar los dientes, mantener el ánimo alto por los que no lo tienen y compartir con aquéllos que no ven asideros donde agarrarse nuestra parte de futuro que, aún, está a salvo.

O nos salvamos todos, o del naufragio no nos salva nadie.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

En mi humilde opinion la situación económica de este pais es tan desastrosamente mala que la mayoria de la gente no es consciente de ello y ya hemos comenzado a rodar hacia el precipicio. Es solo cuestion de tiempo, ya estaremos como en Argentina. Este gobierno, al dictado de Alemania, nos esta apretando subiéndonos los impuestos cada dos por tres y bajándonos los sueldos. Mintieron a todos los españoles descaradamente. Es cierto que el anterior gobierno nos llevó a la ruina y ahora se van de rositas. Al final lo pagamos los de siempre, la clase media. Por cierto la clase media desaparecerá en este pais para ser los nuevos pobres. De pena...Manuel

Anónimo dijo...

Seguro que si todos trabajamos a la vez, salimos de esta maldita crisis.

Argax dijo...

La palabra privilegio a mí me parece un poco peligrosilla. Un privilegio es algo otorgado y que a veces se quiere mantener a toda costa. Yo la cambiaria por conscientes, tenemos que ser conscientes y ver cómo ante los ojos de nuestros políticos todos somos iguales (para mal claro). Quizás así empecemos a unirnos y a dirigir mejor nuestros esfuerzos.

Un abrazo.