martes, enero 18, 2011

Tiempo y vida

Tuve la suerte de recibir una invitación para asistir, dos personas, a un homenaje a Saramago ayer lunes.

Era en el teatro de la Maestranza. No sabía más.

Invité a todas las personas que pensé interesadas en mi querido escritor portugués. Todo el mundo tenía planes, o pereza, o trabajo, o excusas.

No pensé en mi amor porque creí que no le interesaría un acto de varias horas acerca de un personaje del que no había leído nada.

Habló Paco Lobatón, habló el presidente de la Junta, habló su viuda, Pilar del Río, habló Agustín Almodóvar y Miguel Gonçalves, productor y director respectivamente de la película, 'José y Pilar', que nos proyectaron a continuación.

Dos horas deliciosas de proyección centradas en la vida amorosa, personal e íntima de este pensador, erudito, irreverente y humanísimo Saramago.

El corazón no me cabía en el pecho escuchando la visión del ser humano de esta persona íntegra, honesta, ejemplar.

Su pesimismo vital se relativizaba oyéndole hablar. Su amor por Pilar le hacía entrañable.

La película trazaba un recorrido de 4 años, paralelo a la construcción de su última novela, 'El viaje del Elefante'. Un viaje de Portugal a Austria de un elefante que es regalado a un rey en tiempos pasados y cuyas patas fueron transformadas en un lujoso paragüero por la monarquía austríaca.

Tras una grave enfermedad que estuvo a punto de hacerle morir antes de terminar la novela, José Saramago presenta al mundo su obra recién publicada en la ciudad de Sao Paulo.

Entonces recuerda, delante de un auditorio entregado, una pregunta que le hicieron no mucho tiempo atrás.

'Pero usted, ganador del Premio Nobel, traducido a ciento y pico idiomas, reconocido en todo el mundo... ¿qué ilusiones más le quedan?'

Saramago respondió:

'Tiempo y vida', 'tiempo para vivir mi felicidad junto a Pilar'. 'Vida para vivirla junto a ella'.

Yo acariciaba los muslos de mi amor, henchido de felicidad.

Arrepentido de haber ofrecido esa invitación a nadie más.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Haberme invitado a mi!

Salu2

Fernando

Alforte dijo...

Anda que los hay con suerte ;-) Qué bonito todo,