x

¿Quieres conocerme mejor? Visita ahora mi nueva web, que incluye todo el contenido de este blog y mucho más:

salvador-navarro.com

lunes, enero 10, 2011

Ridículo

Se asoman a una pantalla de vídeo, encapuchados y con una boina encima, para perdonarnos una vez más la vida.

Tal vez pensarán que es fácil olvidar al abominable De Juana Chaos y sus veinticinco asesinatos, que borraremos de nuestra memoria a las víctimas de Hipercor, o las matanzas de Zaragoza o Vic, la indescriptible crueldad insoportable que supuso la cuenta atrás de Miguel Ángel Blanco.

Yo tomaba unas copas por el centro de Sevilla a pocos metros de donde, sin piedad y como salvajes, unos pistoleros apuntaron en la nuca de Alberto Jiménez Becerril y su mujer, dejando tres niñas huérfanas. Tal vez oí los disparos como silbidos.

A unos bloques de mi casa, una tarde-noche que volvía del trabajo, me encontré calles cortadas y helicópteros sobrevolando en busca de quienes se habían presentado en la consulta del doctor Cariñanos para plantarle un tiro en la cabeza.

Me considero una persona abierta, dialogante, de izquierdas, defensor de una España federal, en que cada pueblo pueda ir eligiendo su destino. Doy pruebas de mi amor por el País Vasco visitándolo, cultivando mis amistades en esa tierra, vendiendo las maravillas de ese país singular, personalísimo.

Sé que llegará un momento en que la sociedad española, civilizada y democrática como es, tendrá que dar ejemplo de bondad para cerrar esta herida sangrante de criminales que, si no fuese por los 850 muertos a sus espaldas, ¡850 muertos!, darían risa con sus indumentarias ridículas y su pretendido tono solemne que sólo suena a irrisorio.

No hay olvido.

7 comentarios:

Reyes dijo...

Bueno, no sé qué decir porque en ciertos temas es facil meter la pata.
Pero supongo que alguna vez tenía que acabar .
No hay olvido, claro, sobre todo para la familia de los asesinados (hace unos días te hablaba de Lluch , que como todos los demás no merecía morir de esa manera )pero considero que es mejor saber que van a parar de matar .
Hace poco leí sobre los Grapo .
Hay muchos episodios poco documentados acerca de la violencia en nuestra ciudad. Yo quise saber más sobre el asesinato de Padura.
Me parece tremendo que se pueda hacer correr sangre por un ideario o unos intereses, y
matar me parece abominable .
Pero los estados lo hacen cuando lo consideran legítimo.
Se ha hecho siempre en la historia del mundo , cuando alguien ha creído que tenía que meter presión o reinvidicar algo.
Debe ser otro plano mental , yo no lo puedo entender.
Pero mientras lo entendemos y no, al menos, que paren las balas y las bombas.
Ojalá.
Un abrazo.

L.P dijo...

Salvador estoy de acuerdo contigo en lo que dices en este artículo. Los etarras con su dizfraz me parecen ridículos. Pero no olvido el día que mataron a sangre fría a Martín Carpena al lado de dónde yo trabajaba. Ni la explosión en la Cárcel de Málaga una noche o madrugada y los destrozos que dejó en los alrededores. Y el terror en que nos tuvieron sumidos con sus coches bomba, a una ciudad que convive con todo el mundo, llena de gente acogedora.

Saludos cordiales
L;)

Miguel dijo...

Y encima van de valientes ocultando su rostro.

¿Olvidar cuando la herida es profunda? Lo veo dificil y complicado, pero no imposible. Ellos deberán aportar su montaña de arena para que comienze a nacer la semilla del olvido o perdón.

Miguel

Alforte dijo...

Me sorprende positivamente ver que hay personas en este país como tú que confian en que la sociedad española sea capaz de cerrar viejas heridas.

Aún duelen los muertos en la cuneta de la guerra civil; las víctimas de esta aberración sin sentido del terrorismo no solo son los asesinados, también están las vejaciones que sufren los familiares y amigos que no pueden olvidar o simplemente quien piensa de forma diferente a los intolerantes.

besos

Melvin dijo...

Lo más ridículo y paradójico de todo es que simpre hay alguien que aprovecha la tesitura para colgarse una medallita. Creo que muchos se ensucian las manos cada día sólo con la palabra, politizando una herida que sangra en el corazón de cualquier ciudadano del mundo. No hay fronteras, ni culturas, sólo muertes humanas. Habla un apatrida, un demócrata y un ser libre de ideologías cerradas.

Anónimo dijo...

Cuando alguien ocasiona un daño y asume que no estuvo bien, lo que debe hacer es pedir disculpas y ofrecer una reparación o compensación.
En este caso ni reconocen el error, ni piden perdón a las víctimas y a la sociedad en su conjunto, ni ofrecen nada (ni siquiera la entrega de las armas).
Desde mi óptica, se trata simplemente de una estrategia, para presentarse a las elecciones, obtener financiación y seguir como hasta ahora.
Ojalá me equivoque.

ENG

Anónimo dijo...

Se trata de un grupo de delincuentes organizados y acorralado que sabe que tiene más que perder de lo que puede ganar rindiendose. Buscan una salida negociada que les libre de la justicia, sus objetivos ya son sólo esos, ni independentzia ni askatu ni letxes. Simplemente salvar el culo.

Salu2
Fernando