viernes, diciembre 28, 2012

Mezcla

Mañana es el cumple de Iván y, como le había prometido, nos hemos ido los dos a comprar su regalo: las botas de Messi.

En el camino hacia el centro empezó a hacerme el repaso de los amigos que irán a la fiesta de mañana: Pablo, Abilio, Álex... y dos nombres que yo no terminaba de controlar.

-¿Esos son tus amigos que tienen una madre japonesa, Iván?

-Sí. Pero son de aquí, porque el padre es español.

Entonces le comenté lo bonita que era la mezcla.

-Fíjate que siempre que se juntan dos personas de distinta raza tienen hijos que tienen un poco de los dos, y eso es muy bonito. Que la gente diferente se junte y vayamos mezclándonos entre todos.

-Pues esos dos tienen toda la cara japonesa -sentenció él, dudando de mi razonamiento.

Seguíamos camino de la compra cuando a él se le encendió la luz:

-Pero es verdad, porque tienen toda la cara japonesa, pero han salido hablando español.

3 comentarios:

Alforte dijo...

¡Qué ternura posee la lógica aplastante de la infancia!
Bsote

Reyes dijo...

jajaja pues es verdad...

Marlén dijo...

Lo malo es que mucha gente sigue razonando así, de mayor y sin ser conscientes.
¡Buen día!