miércoles, febrero 10, 2016

Playboy

Hace años me tocó lidiar con la primera estocada; le había prometido un regalo a Iván por leerse un libro, Momo, de Michael Ende, y él eligió un videojuego para su Xbox cuando me demostró que se había leído la historia.

Llegados al Corte Inglés, el dependiente me hizo un gesto para explicarme, fuera del alcance de mi sobrino, que ese juego estaba repleto de sexo, drogas y prostitución. Yo miré a Iván y le dije que cambiara de elección, pero él se echó a llorar como sólo se hace en los dibujos animados, con las lágrimas saliendo en chorros, y se fue muy digno escaleras abajo.

Esta semana hemos tenido clase de francés y dentista. A pesar de la preparación, la concentración a todas las actividades que le tengo preparadas para las clases, canción de Zazie incluida, no llega a más de media hora.

Ya camino del dentista me pidió mi conexión de internet para abrir una aplicación de preguntas y respuestas que me horrorizó. Preguntas escatológicas acerca de si prefieres morir ahogado en un charco de sangre o de caca, que le hacen reír a carcajadas, u homófobas, planteando si prefieres ser un heterosexual mediocre o un homosexual triunfador, o directamente sádicas hablando de violaciones.

-¿De dónde has sacado esa aplicación, Iván?

Él pasaba de mí y me insistía a cada pregunta en que me posicionase y yo seguía bloqueado pensando como un chaval de 13 años puede tener acceso a ese tipo de programas. Estaba deseando llegar a su casa para poner al corriente a mi hermana, que poco después me confirmó que le había borrado la aplicación del móvil.

Justo antes de llegar, y ante mi silencio, lanzó al aire la penúltima disyuntiva de ese juego perverso para ser usado por críos.

-¿Prefieres pasar un día entero en Disney o en la central de Playboy?

Sin dejar de prestar atención a la conducción, lo miré con cara de espanto. Por supuesto, Iván eligió el día entero en Disney.

-La gente está tonta, Borete. ¡Un día entero en Disney!... y el 90 por ciento elige irse al Playboy ese.

1 comentario:

Fesaro dijo...

Deja que pasen 2 años y a ver que elige. Queremoscser tan abiertos y liberales que al final seremos jacobinos.