lunes, marzo 11, 2013

Repetir

Lo decía Milan Kundera en La insoportable levedad del ser: La felicidad es el deseo de repetir.

¡Cuántas veces idealizamos situaciones pasadas considerándolas el símbolo perfecto de nuestra felicidad!

Momentos en que realmente fuimos dichosos: unas carcajadas de pequeño en la playa, una conversación íntima con nuestro amor de juventud, una fiesta en que nos echamos un baile perfecto en grupo, unas vacaciones inolvidables con la familia, una noche de sexo estratosférico.

Pero ¿fuimos conscientes en el instante preciso de lo felices que éramos?

Los momentos sublimes los enmarcamos a posteriori desposeyéndolos de su auténtica virtud: el instante en que se produjo. Una vez el ideal almacenado de forma subconsciente en nuestra biblioteca de grandes recuerdos buscamos sin saberlo experiencias similares que nos colmen, sin admitir que el tiempo lo cambia todo y vendrán otros momentos espectaculares que, quizás, no sepamos reconocer en vivo y en directo.

Repetimos bares, series de televisión grabadas, libros, excursiones, canciones y compañía en busca de esa chispa que no siempre viene, nunca de la misma forma en cualquier caso.

¡Qué pena que nadie tenga la clave!, que tengamos que buscar a ciegas esa alegría de vivir que no siempre nos acompaña. Los grandes sabios deberían darnos pistas, decirnos lo que sí, sobre todo lo que no debemos practicar para sentirnos seres humanos plenos el máximo tiempo posible en esta vida caduca.

1 comentario:

AME MR dijo...

Aún continuo en la búsqueda de la receta de la felicidad... Excelente artículo para pensar en el tema de la felicidad