viernes, marzo 02, 2012

Un plan

Con pocas cosas disfruto más que con baños de inteligencia y sabiduría.

Ayer tuve la suerte de poder asistir a la presentación de la última novela ganadora del Premio Café Gijón, Blues de Trafalgar, en la que el autor, José Luis Rodríguez del Corral, acompañado de gente querida y de intelectuales humildes, desgranó todo el proceso creativo intercalándolo con grandes dosis de humanidad.

Es entrañable tener la posibilidad de compartir el discurso de una persona sabia.

Más aún cuando al saber se le une el buen humor y la modestia.

José Luis ahondó en la fuerza de la literatura, '¡qué feliz he sido desde pequeño con un libro en la mano!', conectándolo con lo que supone de estudio del hombre como individuo y como elemento social.

Lo que más me impactó, sin embargo, fue su reflexión final: 'Ahora más que nunca, con los tiempos que corren, es necesario tener un plan'.

Él explicó su plan 'Blues de Trafalgar'. Qué quiso contar, cómo quiso hacerlo y dónde quería llegar. Quería plantear un conflicto ético en el que involucrar desde las tripas al lector, lo quiso recrear en las playas de Cádiz, donde siempre veraneó, como retrato implícito de una generación feliz, y buscó ganar el Premio Café Gijón.

'No se puede ganar un Premio si no vas decididamente a por él'.

Capturé su reflexión y la hice mía, porque creo que desde pequeño me ha salvado para hacerme fuerte el haber tenido un plan.

A mucha gente querida que me rodea, a gran parte de la sociedad en la que vivo le aconsejaría lo mismo: hay que tener un plan.

Porque ahora más que nunca comprobamos que ninguna estancia superior va a hacer nada por nosotros, porque nuestra unicidad sólo puede hacerse sólida desde el momento en que asumimos que es nuestra energía interior, en forma de proyectos concretos y definidos, la que nos salva.




No hay comentarios: