x

¿Quieres conocerme mejor? Visita ahora mi nueva web, que incluye todo el contenido de este blog y mucho más:

salvador-navarro.com

jueves, abril 07, 2011

Soez

Me cuentan una escena real. Hall de una sala de cine y una mujer que deja allí a sus dos hijas pequeñas en la puerta tras sacarle entradas para ver la última de Torrente.

Quizás esta escena resuma muchos males de nuestra sociedad actual: Las prisas, el desconocimiento de la realidad, la mala educación y el gusto por lo soez.

Seguramente esa señora dejó a sus pequeñas en el cine creyendo que iban a ver una comedia simpática a lo Mortadelo y Filemón.

No me considero un tipo cerrado, pero sé que jamás iría a ver a este Torrente de tres dimensiones. Estoy en el mundo para saber que esa película integra los ingredientes más cualificados del mal gusto, de la ordinariez.

Éste es también el país en el que vivimos. Éste donde una película que protagoniza el hijo de Isabel Pantoja hace diecisiete millones de euros en quince días. De humor escatológico, apariciones de Belén Esteban y risotada hueca.

Tanto derecho tiene la gente a acudir a las salas para ver esa bazofia como yo para criticar el pertenecer a una sociedad tan falta de buen gusto.

El cine es y debe ser diversión, claro que sí, y la frivolidad es un componente necesario en esta dura vida que nos toca afrontar, ¡cómo no!

No soy un puritano para arrugarse por propuestas diferentes.

Tan sólo leo las cifras, me imagino a las dos niñas riendo a carcajada limpia en esa sala de cine y me digo que yo no me siento de aquí.

4 comentarios:

Miguel dijo...

Bueno, Salvador.

Esta entrada tiene mucho para discutir, pero creo que el tema principal es el indicador del camino que va tomando la sociedad para que sea lider de taquilla y en su día seguro que es lider de audiencia.
¿Sómos lo que comemos? = ¿Somos lo que vemos?
Mucho por discutir y mucho, mucho por aprender en esta rápida sociedad.

salaignac dijo...

Siempre digo, cuando hablamos de audiencia/cultura, que el Circo romano, con los leones devorando personas, sangre y tripas en directo, tenía gran audiencia, las “vísceras” venden, ya lo sabía el poder. Más actualmente la caída de las Torres gemelas con personas lanzándose al vacío o quemándose, ha sido la imagen más buscada y vista en Internet y TV, del último siglo.

Ya sabemos/conocemos “los morbos” humanos, explotarlos versus educarlos, regodearse zafiamente o sublimarlos en Arte. ¡¡Y Torrente no es de lo peor!!, que solo he visto Torrente 1, si encendemos Tele Circo no te digo, les falta un concurso de “asesinatos/cagadas en directo”¡¡¡¡……………………

Reyes dijo...

Santiago Segura es muy listo.
Sabe lo que vende .
Feliz finde.

Anónimo dijo...

Un reflejo de la España real, la que tenemos en cualquier esquina.Por mucho que desde los poderes públicos se nos quiera vender la imagen de un país culto,moderno, educado y dinámico arrastramos aún un lastre enorme de ordinariez, mala educación carcundia e intolerancia. El que no lo quiera ver así es porque se hace el ciego.

Un abrazo. Antípodas en Nueva Zelanda.