sábado, diciembre 19, 2009

Facebook

Es un fenómeno a analizar.

Parece ser que el porcentaje de internautas asociados a facebook (o a redes sociales similares) es considerable, siendo ya de por sí llamativo el porcentaje de seres humanos (sobre todo en el mundo occidental) conectado a internet. Vaya, que es difícil encontrar una persona que no tenga más de la mitad de sus amistades en este invento.

Reconozco ser de los que se dedican a observar. Sólo puse un mensaje una vez, cuando consideré que algo importante me podía pasar, el pasado 27 de noviembre. Quería compartirlo con los míos.

Seguro que facebook no está pensada para gente tan austera como yo en los comentarios, pero observando al personal, creo que hay gente que se plantea qué habría sido de facebook sin ellos.

He tenido que sacar a determinadas personas de entre mis contactos porque escriben un comentario hasta para decir que se están lavando los dientes.

'¡Eh!, amigos del mundo mundial, que me lavo los dientes durante cinco minutos, justo después de desayunar'

Hay carne de psicólogo en estos sistemas. Uno que se dedique al psicoanálisis y descubra a su paciente en la red, no tiene nada más que pasarse por un personaje anónimo y pedirle entrar como amigo. Siempre le dejará pasar porque están deseosos de 'amigos' a los que abrirles las puertas y darles el placer de explicarles qué ropa se van a poner ese día y cómo de fuerte ponen el termostato en el cuarto de baño mientras se duchan.

El psicoanalista haría un trabajo aún más efectivo con esa información de más.

Sin pudor en las fotos, en los comentarios hacia los otros y hacia sí mismos, en un pequeño ventanuco al que asomarse porque no todo el mundo puede tener su 'Gran Hermano', para recordar a los demás que ahí están ellos.

Admitir gente, más gente, acaparar espectadores para sus vidas grises, sin saber que cuanto más 'heroicidades' huecas cuentes de ti, menos respetado eres.

Afortunadamente, son casos excepcionales.

3 comentarios:

nosequé dijo...

Me invitaron.
Entre.
Vi.
Y me fui………..del manicomio.

Anónimo dijo...

No lo considero así. Compartes con quien quieres y te hace no perder el contacto con muchas personas que de otra forma no tendrías ningún contacto con ellos

Sonia dijo...

Facebook personalmente me ayuda cuando publican reflexiones sobre la vida, sobre como sentirse bien. Me he dado cuenta que cada vez hay mas comentarios de personas hablando de lo importante que es valorar a los buenos amigos, cuidar las relaciones, proteger al medio ambiente. Y eso me gusta. Yo lo utilizo para hacer denuncia social, no sé si sirve para algo, pero poder expresar mi odio hacia la tortura animal como los toros, o hacia la deshumanización sobre Siria me hace sentir bien.
Es duro ver las realidades y no poder hacer nada. Gracias a Facebook también me entero de noticias políticas que en los medios de comunicación no salen. Nos quitaron los canales internacionales, recuerda? Ahora solo queda 24 horas TV, pero apenas se detiene en las noticias.
A veces siento que mucha gente necesita conectarse porque se siente sola, necesita expresar lo que piensa. Los amigos se cuentan con las manos, siempre ha sido así, pero Facebook te ayuda a sentirte partícipe de este mucho global.
Hablo con gente de todo el mundo, intercambio pareceres de mi carrera, y aprendo, aprendo mucho, pues conocer los distintos puntos de vista me ayuda a abrir mi mente. Y desde el contacto físico de persona a persona no se puede.