jueves, febrero 04, 2010

Perdonavidas

Si hay algo que no soporto en los demás es la mirada por encima del hombro. No digo sobre mí, sino sobre el mundo.

Clasificar por con quién te mueves y sacar conclusiones gratuitas por un gesto.

Sin derecho al error.

La vida es más sencilla que todo eso.

Recuerdo la época en que comencé a salir con los amigos de copas, tiempos de bachillerato.

Ya por entonces me sublevaban las chavalitas que te despreciaban por ir con un par de copas encima un viernes por la noche.

'Yo no necesito beber para divertirme', sentenciaban.

Con frases rotundas pretendían clasificar a una persona que, simplemente, les había hecho algún comentario inocente en una noche adolescente.

O esos compañeros de trabajo que te sueltan '¿ya te vas?', cuando la noche ha caído hace rato y lo único que hacen ellos es rellenar sudokus en espera de que el jefe salga y los vean 'trabajando'.

No soporto las sonrisas falsas de desprecio, ni la gente estirada que se declara tolerante por simular su intransigencia.

Me desagradan los que hablan sin escucharte, aquellos que consideran que no hay vida fuera de un matrimonio por la iglesia y cuatro niños, los que presumen de nómina y modelo de coche, la gente que critica los excesos que ellos quisieran cometer, los que ven en el sexo pecado, aquellos piadosos que se cagan en los negros o las ecuatorianas. Los que quieren verte por cómo vistes, por dónde naciste y no por cómo piensas, que te definen por tu trabajo y no por cómo te llevas con tus amigos.

A mí me gusta el alcohol para desinhibirme de vez en cuando, el sexo porque sí, reconocer que, en algunos momentos y por instantes, me da miedo vivir; y estoy por la ruptura de las reglas convencionales que no llevan a otro lugar que al encorsetamiento.

Pero, por encima de todo, no soporto a los perdonavidas.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

...


M. Dufour
P.D. Sobra añadir nada a algo tan cabal.
Por cierto, que paseis una buena tarde.

nosequé dijo...

¡Jajajajajajaj!
….es un club divertido “losperdonavidas”.
Hace ya mucho, los puse en “ignorados”.
¡Qué bien!, sigues con los temas de “nivelcalle”

Abrazos

Anónimo dijo...

Perdonavidas, clasistas e ignorantes que no ven, ni quieren ver más allá de sus creencias y costumbres.

Que sigan haciendo su vida y que sigan perdonándome la mía, que yo seguiré disfrutando de lo que ya conozco y con ganas de seguir descubriendo lo que desconozco.

Un saludo
Rivo

Anónimo dijo...

Que razón tienes,no los he soprtado pero tampoco los he aguntado, cuando he tenido la ocación los he mandado al c.....
Siempre por las claras, lo malo es que son casi siempre (sanguihuelas y trepas), en alguna ocación me he sentido peldaño, posiblemente por mi manera de ser.
Lo doy por bien, ellos en su conciecia lo llevan (si la tienen)

Anónimo dijo...

Pues la verdad amigo llevas toda la razón, y lo peor es que parece que los "perdonavida" van en aumento.

Personalmente los he sufrido y los sufro.
No me gusta la Feria,soy antitaurino,el fútbol me aburre,el turismo rural en plan cabañita me repatea y creo que soy eficiente y cumplidor en mi trabajo... Pero bueno que digan y hagan lo que les pete, y como dice la canción a quién le importa lo que yo diga, lo que yo haga o lo que yo piense...

Un saludo Antípodas.

Gallardete dijo...

Amigo Salvador (¡si me permites que te llame amigo!), sobre estas palabras tuyas solo podría firmarlas , porque comparto absolutamente ese sentimiento de rechazo hacia esos "perdonavidas" , cuyo mundo es el único mundo posible.
Gracias por tus palabras.
Un cariñoso saludo