miércoles, marzo 26, 2014

Anís

Para un ciudadano como yo, que no ve la tele de forma regular desde hace años, tirarse en el sofá y comenzar a hacer zapping es toda una aventura. No tengo memorizados los canales, no sé qué series hay ni cuáles son los estrenos ni tengo otro hábito que el de los telediarios de las 9 de la noche, siempre que me pillen tranquilo en casa.

Desde ese desconocimiento mío de lo que se cuece en la caja tonta, el otro día fui a dar con un canal llamado 8 TV. Ni sé quién lo gestiona, si es público o privado, de derechas o de izquierdas, ni saberlo me interesa.

El caso es que llegué a él justo en el momento en que avanzaban un reclamo publicitario sobre uno de sus programas. En este pequeño corte aparecía media pantalla con un plató donde un grupo de comentaristas se carcajeaba de un pretendido humorista que ponía voz a las imágenes de la otra media pantalla en la que aparecía el que fuese futbolista del Barcelona, el camerunés Etoo.

Entre risas lo utilizaban como parodia de un anuncio de Anís El Mono, poniendo sonidos de simios en la voz del jugador y enfatizando esa pretendida inferioridad del hombre negro.

Me froté los ojos para comprender que era realidad lo que estaba viendo en pleno 2014.

¿Dónde se denuncia eso? ¿Cómo se puede permitir tal infamia sin que haya consecuencias? ¿Hacia dónde vamos?

1 comentario:

Alforte dijo...

A mí no me aterra preguntarme hacia donde vamos, me basta con observar el presente.
Besos