lunes, octubre 27, 2014

Alcohol

Hay una expresión que me mosquea desde que tengo uso de razón: 'No necesito beber para divertirme'.

Quien te lo dice deja en la atmósfera la acusación no dicha de que tú sí necesitas del alcohol para pasar una noche entretenida. Entre otras cosas porque cuando se dice algo así es porque se quiere especificar que uno es distinto al resto y marcar territorio. Lo malo es que normalmente se cae en la contrarréplica de las explicaciones que justifiquen el hábito de tomar cervezas o cubatas por el simple placer de hacerlo, aludiendo a que uno está harto de currar o a que la vida son dos días; e, incluso, mientras digieres ese ataque de terciopelo te planteas si no eres realmente un alcohólico en potencia que no sabe socializar si no es apoyándote en una buena copa.

A mí me gusta beber. Porque me desinhibe, porque estoy harto de currar y porque la vida son dos días. Pero, fundamentalmente, porque me gusta; a sabiendas de que la necesidad no existe, y trato de convencer con argumentos racionales a aquéllos que lanzan frases tan inocentemente demoledoras. Porque es muy fácil explicarles que decir 'a mí, muchas noches, no me apetece beber' es mucho más elegante y respetuoso; porque, además, con el tema del alcoholismo es delicado jugar.

Me sublevan las reflexiones personales que implican conclusiones sobre los otros.

1 comentario:

María dijo...

Sí, estoy de acuerdo. Ocurre algo parecido con el tabaco, yo no fumo, pero observo con cierto fastidio a esas personas que lanzan miradas acusadoras y perdonavidas a cualquiera que tenga un cigarro, antes de pronunciar la consabida frase: "no entiendo cómo la gente puede poner en peligro su salud, bla, bla, bla", ay qué pesadez, dejad que cada uno se mate como mejor le convenga, he dicho alguna vez, harta de tanta moralina. Y no digamos si al pobre fumador o fumadora el aire le traiciona y una voluta de humo se dirige a la cara de estas rancias personas, tragedia total, como si todos llevásemos una vida impoluta y sin tacha, desde el punto de vista sanitario, solamente por el hecho de no fumar o beber, todo lo que comemos es sanísimo, el aire limpio que respiramos..... en fin.