x

¿Quieres conocerme mejor? Visita ahora mi nueva web, que incluye todo el contenido de este blog y mucho más:

salvador-navarro.com

martes, marzo 31, 2009

Los muertos del Papa

Hay determinados temas que, de tan diáfanos, parece imposible tener que discutirlos.
No es difícil ver la cadena de transmisión. Desde las pantallas de televisión del África Negra católica llega un mensaje del adorado Papa, que se desplaza en su Boeing para transmitirles lo que se supone ya debían saber, que los 540.000 infectados de SIDA del Camerún son pecadores y que no sirve de nada utilizar el condón. Quien no sea pecador no se contagiará. Un 6% de la población en un país donde las posibilidades de tratarse son mínimas.
Quien no viese la tele, recibirá el mensaje directamente en la homilía de su iglesia de madera, o se lo dirá el vecino, o le pondrán la cara colorada si consigue juntar el dinero para ir a una farmacia a comprar un preservativo.
Al Papa le hubiese gustado que los seres humanos fuésemos figuras geométricas asexuales, que se quisieran por programa y que, para que no se perdiera la especie, surgiera un cable que transmitiera una señal que posibilitara a la pareja para la que estaba programada tener otra figurita de porcelana.
Al Papa le dan miedo las relaciones humanas, porque no sabe lo que son. No sabe lo que es el sexo y lo odia, escupe todo sus miedos y represiones, no sabe lo que es el amor real tras esa capa blanca de hipocresía.
Se permite coger un avión de vez en cuando para salir de su celda dorada y decir al mundo lo que no es el mundo.
No somos figuritas de porcelana, somos seres de carne y hueso que vivimos una realidad más dura de la que se ve desde ningún púlpito. Ya vale de acusar por follar, de pedir cárcel para las mujeres que abortan, de compadecer a los homosexuales, de castigar al infierno de una enfermedad sin cura a millones de negros a quienes se les educó en el amor a un Dios que tiene un representante impresentable en la Tierra.

4 comentarios:

nosequé dijo...

¿Perteneces al club de la Iglesia Católica?
Entonces a ti personalmente no te afecta nada de lo ese señor vestido con faldas diga.
Te hago la misma pregunta que hago hace años y seguiré haciendo, porque nadie me la contesta.
¿Mueren más personas por el sida? o (un sólo ejemplo pero hay muchos)¿ por la guerra que Ruanda tienen con el Congo por el cadmio de nuestros móviles? Por cierto creo que tu querida Galia esta metida hasta las cejas.
Nos invade la hipocresía de los soberbios blancos europeos.
Dejemos de dar limosnas……..léase condones o gafas o comida. Y démosles lo que es suyo. Nos abastecemos de todo: madera, diamantes, minerales, pescado (Lago Victoria), esclavos (los he visto en la m-30 trabajando por 3€ a la hora, no pueden denunciar nada, o se van a “su puto pueblo”).
Nos engañan vilmente o nos gusta engañarnos con estas gilipoñerias de los condones.
Hay mucho más en África. Las misioneras llevan años llevando condones. Y cuando hablas con ellas te dicen. “Qué, que más da que se mueran por el hambre, las guerras o el sida. Todo se lo hemos llevado nosotros” Y por cierto, estoy segura que el Vaticano está informado.
Les hemos quitado todo y les vendemos baratijas.
Esa mala baba que nos invade a todos al saber las muertes del sida, también la podíamos escupir a las multinacionales farmacéuticas y fabricas de armas, norteamericanas y europeas.
Y nosotros nos ponemos farrucos con un tipo listo como el hambre que lo único que hace es gestionar una de las naciones más importantes: por ciudadanos y capital.
Somos ilusos e hipócritas.
Me he enfadado, lo siento. Me indigno y me duele mucho

Un abrazo muy africano

Salvador Navarro dijo...

suscribo todo lo que dices y lo hago mío, me gustan indignaciones como la tuya

un beso

LEO MARES dijo...

un enfado muy razonado y acertado, incluso inquietante: ¿por qué, si sabemos esto -que lo sabemos- seguimos como si nada?

Anónimo dijo...

Todos somos complices de estas injusticias, y la gran mayoría poco o nada hacemos para cambiarlas...las palabras se las lleva el viento...